martes, 10 de marzo de 2020

Club de lectura con Sandra Bruce



Hoy, 10 de Marzo a las 19.00 horas en librería Argot.

Carrer de Sant Vicent, 16, Bajos, 12002 Castellón de la Plana, Castellón.

Nadie dijo a Stella que sería fácil. Ni difícil. Nadie dijo nada a Stella y ella, intimidada por una cultura que desconocía, sintió que hacía «lo correcto»: centrarse en su hogar y en su recién nacida con el apoyo económico de su marido, abogado en un importante bufet. Muy atrás —aunque no habían transcurrido más de tres años— quedaba la etapa en la que era ella quien sostenía la economía familiar con su trabajo de secretaria de dirección mientras Paco, relegado al ostracismo por su familia, terminaba la carrera. Tan lejos parecía quedar aquello que para Paco era como si nunca hubiera sucedido: existe un orden, un equilibrio que siempre ha estado ahí, y cada uno sabe a lo que atenerse para el adecuado funcionamiento de una «familia normal» (y no, no estamos en 1981, sino en 2004).

Ahora todos los domingos hay comida en la finca de sus suegros, pues la licenciatura y posterior admisión en el importante despacho de don Javier allanaron el camino de la reconciliación familiar. Una gran comida en un gran jardín de una gran finca con invernadero, donde la suegra y la cuñada de Stella compiten con uñas y dientes por deslumbrar a todos a golpe de estética , glamour y una permanente retahíla de indirectas a la extraña que estuvo a punto de arruinar la vida del joven y confuso Paco (pues suegra y cuñada tampoco parecen recordar que durante el abandono familiar Paco fue mantenido —y sus estudios financiados— por «la guiri»).

No hay comentarios:

Escritores confinados: Julio César Cano

Julio César Cano (1965, Capellades, Barcelona) empezó a escribir después de trabajar durante años como músico y mánager de grupos. Es c...